Un terremoto de 6,5 azota Indonesia

0
147
Fuente imagen: Critica

Hasta el momento, son 97 las personas que han muerto en la provincia de Aceh, Indonesia, durante esta noche en la que se ha vivido un terremoto de 6,5 grados en la escala de Ritcher. Trescientas han resultado heridas y están bajo supervisión médica.

La misma zona que sufrió el tsunami en 2004 padece ahora un nuevo seísmo

La madrugada del martes al miércoles la provincia de Aceh, en Indonesia, ha vivido un terremoto de 6,5 grados en la escala de Richter. Esta zona, ubicada al norte del país, ha causado 97 personas fallecidas y más de 300 personas heridas. El distrito de Padie Jaya fue el primero en sentir el seísmo llegando a provocar el derrumbe de casas cuando comenzaba a amanecer. La población, repleta de pánico, ha tenido que abandonar sus hogares por peligro a más derrumbamientos.

Esta es la misma zona en la que el 2004 experimentó el tsunami que produjo más de 200.000 muertos; sin embargo, en esta ocasión no ha habido riesgo a tsunami ya que el temblor no ha tenido origen en las placas marinas. Pasadas las 5 de la mañana, la isla de Sumatra ha empezado a experimentar los primeros remblores pero ha sido en Pidie Jaya donde se ha producido el terremoto a una profundidad de 8,2 kilómetros, según indica el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Además, se han registrado más réplicas por todo el país que han llegado a alcanzar una magnitud de 4,5 en la escala de Ritcher. Las primeras cifras apuntaban a que el número de muertos era de 52 personas pero, en estos momentos, la cifra ha ascendido a 97 fallecidos y se espera que este dato vaya en aumento. Trescientas personas están bajo atención hospitalaria por haber padecido heridas superficiales o de mayor intensidad, tal y como ha indicado el portavoz de la Agencia Nacional de Prevención de Desastres.

Militares y personas civiles, aproximadamente 1500, están colaborando en las tareas de rescate para ayudar a sus vecinos a salir de debajo de las ruinas. No tienen la maquinaria que precisan para desarrollar estas tareas y, por eso, cuanto más fuerza humana tengan, mejor.

Dejar respuesta