Retirados dos productos farmacéuticos para estimular la sexualidad

0
142

El Ministerio de Sanidad español ha retirado del mercado dos estimulantes sexuales que circulaban por nuestro país porque han descubierto que contenían el mismo principio activo que la “Viagra” y un derivado de dicho fármaco. Desde hoy mismo no se podrán volver a comprar estos dos productos que estaban pensados para mejorar el estímulo y la potencia sexual.

Incluían dos componentes que no aparecían en su etiquetaje y que están contraindicados a algunos pacientes

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha retirado de la circulación mercantil dos productos que se vendían de forma habitual en farmacias y que estaban pensados para mejorar el rendimiento sexual y activar la libido.

Estos dos fármacos eran los que se llamaban “Café Macho Afrodisíaco” y “Taurimax” y el motivo de su eliminación del mercado es que tenían en su composición el mismo principio activo que contiene otro fármaco tan conocido como la Viagra y un derivado del mismo, producto que está pensado para tratar la disfunción eréctil y mejorar, así, la vida sexual del paciente que la toma.

Este descubrimiento ha sido llevado a cabo por los Servicios de Inspección de la Consejería de Sanidad que ha detectado los componentes que formaban parte de ambos fármacos y, al descubrir su origen, los ha retirado del mercado de forma inmediata.

Café Macho Afrodisíaco era distribuido por la empresa Bale Enterprises y, el segundo, era vendido por SuperMixed, una empresa que tiene sede en Portugal y que distribuía su producto en forma de cápsulas y como su se tratara de un suplemento alimentario.

Tras los análisis llevados a cabo por la AEMPS se determinó que en los dos fármacos existía una sustancia que se encargaba de inhibir la producción de PDE5 y en ninguno de ambos casos esto aparecía reflejado en la etiqueta ni en la información del producto siendo, así, un gran riesgo para el consumo público ya que estos inhibidores están contraindicados para personas que hayan padecido angina de pecho, insuficiencia cardíaca, entre otras afecciones relacionadas con el sistema cardiovascular.

Tomar algunos de estos dos fármacos sin conocer su composición podía intervenir en la medicación que los pacientes tomaran para tratar sus otras condiciones y produciendo, así, un estado de gran gravedad que podía poner en peligro la vida de estas personas.

Dejar respuesta