Ha sido desmantelada una gran red de tráfico de órganos en Egipto

0
91
Fuente imagen: HispanTV

La mayor red de tráfico de órganos de personas humanas ha sido desmantelada gracias a las autoridades egipcias. Los investigadores creen que la complicada situación económica del país está propiciando que muchos egipcios se vean con la necesidad de vender alguno de sus órganos para poder alimentar a su familia o pagar sus deudas.

Entre los detenidos en este desmantelamiento cabe destacar a personalidades cualificados como doctores, enfermeros o profesores de medicina. Por el momento, son 45 las personas que están arrestadas por las autoridades policiales del país pero se espera que, durante los próximos días, sean muchos más los detenidos.

Profesores universitarios, médicos y enfermeros están involucrados en esta red de tráfico de órganos

La compraventa de órganos humanos era uno de los grandes motores económicos de Egipto, según se acaba de descubrir. Las autoridades policiales de dicho país han descubierto una de las mayores redes de tráfico de órganos humanos en la que operaban profesores de medicina de diferentes universidades públicas, doctores, investigadores, etcétera.

Todos los que formaban parte de esta red se aprovechaban de la difícil situación en la que viven una gran mayoría de egipcios que no pueden pagar sus deudas o alimentar a sus familiares y, por eso, aprovechaban dichas circunstancias para convencerles de que vendieran uno de sus órganos en el mercado negro. El dinero que les pagaban por ellos era ridículo pero, después, la venta y los beneficios que conseguían por ella eran desorbitados.

A primera hora del pasado martes es cuando se descubrió todo esta red de tráfico de órganos que, de hecho, se ha considerado como la “mayor red internacional” especializada en traficar con los órganos humanos. Importantes profesores de universidades prestigiosas han sido detenidos por su vinculación con esta trama delictiva así como médicos y empleados de hospitales públicos que hacían de intermediarios entre los pacientes y los traficantes de órganos.

La red estaba muy bien organizada para poder aprovechar una complicada situación económica de los donantes que tenían que pagar facturas y seguir alimentado a sus familias.

Dejar respuesta